¡Adelantaron las parlamentarias!

¡Adelantaron las parlamentarias!

Desde el primer trimestre del año 1998 Chávez mostró un crecimiento constante en las encuestas, la proyección a diciembre lo colocaba como la opción a ganar las elecciones presidenciales. Este hecho originó la maniobra por parte de los partidos del Pacto de Punto Fijo de adelantar las elecciones del Congreso para conservar la mayoría parlamentaria, evitando el efecto remolque del candidato fuerte.

La hegemonía partidista de la IV República logró separar y adelantar las parlamentarias, el 8 de noviembre se realizaron las elecciones de diputados y senadores, logrando los partidos adversos a Chávez la mayoría tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Luego de las elecciones parlamentarias la estrategia de los partidos de la hegemonía del Pacto de Punto Fijo era clara: consistía en no oponerse a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente debido al gran apoyo dado por el pueblo a esta idea impulsada y liderada por Hugo Chávez. Pero los puntofijistas engañosamente planteaban que la convocatoria debería surgir de una reforma de la Constitución de 1961 (vigente para el momento) de acuerdo a los mecanismos instituidos en la misma Constitución, es decir, el  Congreso recién electo, poder constituido, crearía y normaría la figura de la Constituyente, lo cual impediría convocar al Poder Constituyente originario del Pueblo.

Luego de las elecciones parlamentarias del 8 de noviembre se activaron los diferentes grupos de presión a favor de la posición de los partidos hegemónicos del Pacto de Punto Fijo, y como era de esperar vino la amenaza del imperio estadounidense.

Como evidencia de lo afirmado está lo expresado por Jimmy Carter, publicado el día antes de la elección presidencial (0512–1998) en el diario El Universal: “Cualquier violación a la Carta Magna sería severamente condenada por la comunidad internacional, como acto ilegal. Yo no creo que eso vaya a pasar, ni quiero que me malinterpreten, pero si un país se aleja dramáticamente de los principios democráticos los organismos internacionales podrían retirar inversionistas e incluso rehusar el intercambio de embajadores”.

La historia no se detiene, continua con sus tiempos y sus ritmos y muy pronto dictará la hora de las parlamentarias por el bien de la Patria. Preparémonos!

 

@AmeliachPSUV

Francisco Ameliach Orta


Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *